domingo, 29 de mayo de 2011

Picores y hongos vaginales durante el embarazo

La candidiasis es una infección causada por una levadura de la familia de las Cándidas. Las levaduras están presentes en nuestro organismo desde poco después de nacer y viven en armonía con nosotros. Pero si se produce un cierto desequilibro, por ejemplo un descenso de las defensas inmunológicas, las cándidas pueden desarrollarse.

Los hongos en el embarazo son muy comunes porque se altera el equilibrio de la flora vaginal, si te aparecen, tu médico te mandará  óvulos (parecido a supositorios pero vaginales) que suelen ir bien,  de todas formas, sería recomendable usar tras el tratamiento un gel que se introduce en la vagina llamado geliofil, que ayuda a tu flora para que luche contra las infecciones. Aunque también puedes introducirte dentro con ayuda de una jeringa yogur natural (blanco), los naturistas lo recomiendan porque favorecen las defensas de tu vagina, y es un producto natural, eso ya como lo veas.

También recomiendo (y yo lo uso) lavarte en tu higiene diaria con jabón "lagarto" amarillo (el verde no), lo recomienda un ginecólogo que es muy bueno, y aunque al principio pueda resultarte extraño, comprobarás que respeta mucho esa zona y que incluso calma, es muy suave y no tiene ni perfumes ni colorantes que irritan más la piel. (lo puedes encontrar en la zona de detergentes del carrefour, también lo he visto en el chino de alcalá donde esta el centro de salud por ejemplo.)  y luego te echas aceite de rosa mosqueta pura (el de la marca saluvital es el mas barato en relación cantidad-precio), que tiene propiedades regenerativas y nutre esa zona muy bien. 

Es importante que no te laves más de una vez al día, si te lavas muchas veces esa zona pierdes la capa protectora de la piel y aparecen las infecciones e irritaciones con mayor facilidad.

Es muy importante que uses braguitas de algodón y no uses salvaslips porque favorecen las infecciones (si no te queda más remedio, usa los de la marca farmaconfort que son de algodón 100% y permite transpirar).

Después del parto, (ahora no lo puedes hacer), si lo tienes de forma crónica, existe una forma de acabar definitivamente con los hongos, con pastillas. El tratamiento sería (para que se lo digas a tu médico de cabecera) cuando te pongas con la regla esos 3 primeros días te tomas 1 pastilla al día de fluconazol de 150mg durante tres días y luego durante mínimo 6 meses una pastilla a la semana. (tu pareja también debe tomarse las 3 pastillas iniciales porque si no os vais contagiando mutuamente). Y al final conseguirás quitarte los hongos definitivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz tu comentario aquí